sábado, 12 de abril de 2014

Chapter 6

Bien pues, es tarde pero aquí les traigo el capítulo #6. Me gustó mucho escribirlo así que si lo leen, espero que les guste y comenten. :)





Estoy en un campo abierto como el de la primera arena y corro, corro como nunca porque detrás de mí vienen los lobos mutados manejados por el presidente Snow que, echando un rápido vistazo atrás, veo que está tan bien vestido como siempre, con una rosa blanca sobre la solapa de su chaleco y una sonrisa triunfal, como si ya me tuviera en sus manos <Es que ya te tiene en sus manos> dice una voz en mi cabeza, pero me obligo a seguir corriendo, esta vez más rápido, negándome rotundamente a que me atrape, pero al voltear la mirada hacia delante un escalofrío me recorre ya que el camino se ha llenado de rosas, blancas, rojas, amarillas, todas con ese desagradable olor mezclado con sangre…, lo que antes creí que era la Cornucopia, ahora se ha convertido en una puerta que está entreabierta, lo suficiente para poder ver un destello de cabello rubio… -¡No me dejes! ¡Ven, por favor!- un gruñido medio grito sale a través de mi garganta, lo más alto que puedo para que me escuche; y al parecer lo hace porque alcanzo a ver como se da la vuelta…


-¡Katniss, Katniss! Tranquilízate, tranquilízate, no pasa nada…-aún creo escuchar su voz en mi cabeza, el eco de su saludo retumba en mi mente como el sonido de las olas del mar a lo lejos…, si tan sólo mis pies hubieran sido más rápidos, me hubiera reunido con ella, con mi patito.
-Peeta… ¿Eres tú?- digo lentamente, alejándome de los tentáculos del sueño.
-Sí, sí, soy yo, tranquila, ¿te encuentras mejor?- pregunta, sonando angustiado.

Aún tengo los ojos cerrados así que me obligo a abrirlos y descubro que me encuentro en mi habitación a oscuras, solo con la tenue luz proveniente del pasillo que da con las escaleras, estoy en mi cama, cubierta con mantas y estoy sudada. Peeta está sentado en el borde pero sosteniéndome con sus fuertes brazos.

-Mejor ahora.- respondo con voz ronca.- ¿Me trajiste aquí?
-Sí, te dormiste y no podía dejarte sola allá abajo así que te subí, arreglé unas cuantas cosas en la sala y estaba a punto de irme cuando te oí…- pone su mano en mi mejilla cuidadosamente y yo disfruto de ese pequeño cálido contacto sobre mi piel…- Son las pesadillas, ¿cierto?
Asiento y cierro mis ojos al recordar a los mutos detrás de mí, sedientos de mi sangre, susurrando mi nombre una y otra vez.

-¿Ya te sientes mejor? Si quieres puedo sentarme a esperar a que te vuelvas a dormir y después me voy.- dice, retirando su mano de mi mejilla. Quitando el único contacto de su piel contra la mía.
-¡No! –Exclamo sin pensar.- Es decir, sí, estoy mejor, pero…, ¿podrías… quedarte por, por esta noche…, conmigo?- balbuceo.

Se lo piensa un momento y por un instante pienso que va a decir que no, que me va a dejar sola con la pesadillas acechándome…
-Está bien.- responde, y aunque noto algo de duda en su voz, es suficiente para mí, con tal que se quede y me acompañe.-Deja que apague las luces.

Sale hacia el pasillo y apaga las luces, quedándonos completamente a oscuras, solamente con el leve resplandor de la luna que se escapa por mi ventana. De repente se sienta en la cama haciendo un poco de ruido al quitarse los zapatos y se recuesta a mi lado dejando escapar un pequeño suspiro el cuál no hago caso porque voy directa a sus brazos, y sentirlos tan cálidos y llenos de fortaleza alrededor de los míos hace que me recorra un escalofrío, pero no de temor sino de alegría, de tranquilidad, al recordar aquellos días en que estos mismos brazos, fueron mi única compañía. Él me abraza más fuerte y lo último que pienso antes de caer en la inconsciencia es que debí haberle pedido a Peeta que se quedara conmigo hace mucho tiempo…



Cuando me despierto siento un extraño cuerpo junto a mí, unos brazos sosteniéndome y desprendiendo un calor demasiado reconfortante… Es entonces cuando recuerdo lo que pasó la noche anterior y una sensación de vergüenza pero también de rara felicidad se apodera de mí, noto como se me encienden las mejillas al sentir mi mano sobre su torso y mi cabeza tranquilamente recostada sobre su pecho… Me desprendo un poco de su agarre y al hacerlo es como si una ráfaga de viento me invadiera quitándome el calor que tanto me cubría, así que decido acurrucarme de nuevo a su lado, separándome solo un poco para tener una mejor visión de su rostro. Luce tan tranquilo y apacible que te dan ganas de estar todo el día ahí, tumbada junto a él, disfrutando del contacto con su piel… Me doy cuenta vagamente de que no tuve pesadillas y me descubro sonriendo en respuesta a tal pensamiento. Dormir con Peeta ha sido de nuevo, todo un lujo, y no sé cómo me las arreglaré para que vuelva a hacerlo; teniendo en cuenta que le dije que sería sólo por esta noche.

Escucho un ruido en la planta de abajo, demasiado fuerte como para que se trate del viento soplando, así que como puedo me separo de Peeta, no sin antes darle un beso en la frente, como muestra de agradecimiento por todo lo que ha hecho por mí, aunque cuando se despierte no sepa que se lo di, yo sé que sí, y con eso me basta. Al levantarme, advierto que sigo con la ropa de ayer, así que voy al baño me cambio a algo más simple, y me lavo la cara y los dientes. Bajo las escaleras con cautela, reviso el vestíbulo, la cocina, el estudio, el pasillo que da con el patio, y por último la sala de estar, pero no encuentro absolutamente nada.

Es inquietante, pero decido que no ha debido de ser nada peligroso, todo sigue en su lugar, y no he vuelto a escuchar más nada así que…
Con un último suspiro, recorro el camino hacia la cocina, a calentar un poco de agua para el té. Como estoy de espaldas al pasillo, no noto que ya está aquí hasta que me habla.

-Buenos días.- dice todavía sonando soñoliento.
-Buenos días para ti.- respondo dándome la vuelta con la jarra ya caliente en mis manos.
-Oh, has hecho té…- susurra cuando me ve abriendo la alacena para sacar las dos tazas para servir el té.
-Justo como te gusta…- digo con aire de superioridad, pero al darme la vuelta para encontrarme con su mirada, no la encuentro cálida y amable como suele permanecer, sino perdida…, de repente ya no parece perdida sino confundida.- Peeta…, ¿estás bien?-pregunto cuidadosa.

En un momento es como si todo cambiara, ya no estuviéramos aquí sino en un lugar muy lejano llamado distrito 13 y me volviera a mirar de la misma manera que me miró la primera vez que lo trajeron del Capitolio… Odio, desprecio…, sin embargo algo pasa, sé que lucha, por su rostro pasan distintas expresiones, desde rabia hasta tranquilidad, y debo decir que hay una gran gama de expresiones que pueden existir entre esas dos, porque tarda alrededor de un minuto en volver a hablar.

-Katniss…, aléjate de mí por favor…- dice en voz baja, todavía conteniéndose, noto que se agarra fuertemente a los bordes de la mesa, tanto que tiene los nudillos de sus manos blancos como la cal. Sigue mirándome como esperando a que me marche, o tal vez a que haga el primer movimiento de ataque, como el muto asqueroso que una vez pensó que era…, o piensa que soy…
-Peeta…-comienzo lentamente, el miedo y la ansiedad hierven en mis venas, pero por algún motivo pienso que no me hará daño, que por más que quiera herirme, hay algo en su mirada…, no distingo que expresa realmente, pero es tan potente y de un tenue brillo que hace que en vez de alejarme, me acerque a él, así que coloco las tazas que aún sostenía sobre la mesa y pongo una mano firmemente en su hombro.-Peeta, todo está bien.- digo esta vez con fiereza.

Una expresión de dolor cruza su rostro, pero lentamente, poco a poco se va calmando; cuando ya ha dejado de temblar y que creo que ha regresado totalmente, aprieto la mano que tengo libre sobre la suya que sigue sobre la mesa en un gesto de apoyo, pero me sorprendo al ver que la retira bruscamente, se separa de mi agarre en su hombro y me voltea a mirar.

-Lo lamento yo…, te veo luego.- rápidamente aparta sus ojos, pasa por el umbral de la cocina, y escucho el ruido que hace la puerta principal al cerrarse.



Les dejo esta canción de la banda sonora de The Hunger Games, que está super chévere y además siento que le añade cierto suspenso al capítulo :D















Notas: Bueno como pudieron leer, los amantes trágicos al fin tuvieron una noche juntos :3, espero no haberme pasado con la escena, ni tampoco que haya sido muy floja... Y bueno sobre el drama que les había comentado antes, ¿qué les pareció? he leído fanfics en los que los ataques de Peeta lo llevan a hacerle daño físico a Katniss, pero bueno al menos en mi historia no le hará daño...,o ¿tal vez sí? jajajaj eeen fin!

Sin más, espero que les haya gustado y espero su comentario! :D 

12 comentarios:

  1. Ay que bonito... ¡Snif snif! no es que este llorando ni nada de eso... jej...
    Pd: cual es la cancion????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj ¿llorando? yo me imaginé todo menos hacerlos llorar! asdfghjk
      Pero bueno, lo cierto es que sí está algo emotivo... x.x
      ¿No la pudiste ver? Es de Arcade fire, Abraham´s daughter, creo que fue la primera que salió cuando acabó la peli :)
      Gracias, gracias por leer y comentar:D y me alegro que te haya gustado:3

      Eliminar
  2. ooo lo subiste antes de que acabara la semana gracias muchas gracias de verdad esta fantástico ahora ya quiero el siguiente capitulo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al revés gracias a ti por leer y comentar, de verdad que los comentarios son levanta-ánimos :D
      Y claaaaro! dije que lo publicaría antes y yo cumplo mis promesas:)
      Me alegro un montón que te haya gustado y en cuanto al siguiente capi..., bueno, te aviso que ya lo tengo listo pero para publicarlo, no sé cuándo ya u.u
      Panes quemados y azucarillos .|||.

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Asdfghjkl ¡yo no quería hacer llorar a nadiee! jajajaj pero ajá, esperemos sean lágrimas de felicidad o algo por el estilo! XD
      Aprecio que te haya gustado y que hayas comentado :)
      .|||.

      Eliminar
  4. Uff, menos mal, creía que Peeta iba a atacar a Katniss... Menos mal que la sangre no ha llegado al río jajajaja:D Maravilloso, como siempre:D Espero que publiques ya tu próximo capi:D
    Saludos .lll.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues tal vez él la ataque algún día... XD tal vez! jajajaj naaaa!
      Gracias, muchas gracias! ¿publicarlo ya? creo que esta vez se tardará un poco u.u pero lo bueno es que ya lo tengo! :´D
      Saludos igual:) Espero te sigas pasando por el blog!
      .|||.

      Eliminar
  5. Hola:D Te he nominado a un concurso en mi blog. Pásate:D
    http://chicanutelosa.blogspot.com.es/2014/04/soy-una-nominada.html

    ResponderEliminar